Rodando en Bici

Blog de tu Tienda Online de Ciclismo | https://rodandoenbici.com

CONTROL del ALARGAMIENTO. LLEGÓ el MOMENTO de SUSTITUIR la #CADENA de la #BICICLETA

En los sistemas de transmisión para bicicletas que utilizan una cadena para transferir la fuerza que ejercemos sobre los pedales a la rueda de tracción una parte del mantenimiento, para alargar la vida de dicha transmisión y asegurarnos el funcionamiento más suave, tiene que ver con la sustitución de la cadena en el momento adecuado, además de las normales operaciones de limpieza y engrase de esta.

Además de un mejor funcionamiento del cambio, evitando o reduciendo ruidos, inoportunos saltos de la cadena entre coronas del cassette, enganches, tirones, el reemplazo a tiempo de la cadena nos puede alargar la vida de otros componentes de la transmisión como los piñones y platos, y minimizarnos otros problemas como la rotura de aquella en el momento menos oportuno y con ello el riesgo de algún accidente.

La cadena con el uso se deforma alargándose, y si esta elongación es excesiva nos puede dar lugar a los inconvenientes enumerados anteriormente. Esta deformación depende no solo de los kilómetros que hagamos, sino también de la calidad del material con el que está construida, la intensidad de los esfuerzos a que la sometamos (no es lo mismo rodar por llano que subir puertos, o hacerlo por carretera que por montaña), o el mantenimiento que hagamos de la propia cadena.

Pero ¿Cómo saber entonces cuando cambiar la cadena sin esperar a experimentar las contrariedades propias de un alargamiento excesivo?

Lo adecuado sería controlar periódicamente la longitud de la cadena de la bicicleta, y cuando su deformación llegue al límite de lo admisible proceder a su sustitución.

Existen en el mercado, por poco dinero, unas galgas calibradas (además de otros métodos de tipo más casero) que son lo más práctico y fiable para hacer estas comprobaciones:

1. 1.Galga calibrada

1. Galga calibrada

Para hacer las verificaciones se coloca la galga en la cadena estando esta estirada y, si la punta no cuela entre los eslabones la cadena está bien, pero si cuela toca cambiar la cadena.

2. La punta no cuela entre eslabones. La cadena esta bien.

2. La punta de la galga no cuela entre eslabones. La cadena esta bien.

3. La punta cuela. Toca cambiar la cadena.

3. La punta de la galga cuela entre eslabones. Toca cambiar la cadena.

La galga tiene dos posiciones:

  • Una punta con la inscripción 0,75 para comprobaciones cuando las coronas y/o platos son de aluminio.
  • Y otra punta con la inscripción 1,00 que usaremos cuando las coronas y/o los platos elementos sean de acero.

 

Visita la Tienda Online www.rodandoenbici.com

Visita la Tienda Online
http://www.rodandoenbici.com

 

Comments are closed.